¿CONOCES LOS ALIMENTOS RICOS EN FLÚOR?

¿CONOCES LOS ALIMENTOS RICOS EN FLÚOR?

El flúor es un mineral fundamental para el organismo humano y que se encuentra en el cuerpo en niveles similares al hierro (aunque es mucho menos “famoso”). Se trata de una sustancia fundamental para la salud de dientes y huesos, pero hay que tener cuidado, tanto el exceso como el déficit de flúor resultan muy perjudiciales

¿Quieres saber cuáles son las funciones del flúor y dónde lo puedes encontrar?

 

1. ¿Cuáles son las funciones de los alimentos ricos en flúor?

Protege los dientes contra la caries (ha demostrado ser la única sustancia con un efecto protector claro, ya que favorece la remineralización del diente y aumenta la resistencia a los ácidos, inhibiendo la formación de placa bacteriana).
Interviene en la maduración de los dientes de leche.
Interviene en la formación y mantenimiento de los huesos.
2. ¿Cuanto flúor debemos consumir al día?

Las dosis recomendadas son de 4 mg/día para los hombres y 3 para las mujeres. En cuanto a los niños, van del 0’5 a la edad de un año, hasta 2’5 a los 14.

La ingesta máxima de flúor recomendable es de 10 mg por día para el adulto. Superar esa dosis con frecuencia podría causar

problemas de salud.

3. ¿Qué alimentos son ricos en flúor?

Aguas fluoradas (La fluoración del agua tiene como fin la reducción en el desarrollo de caries. Las concentraciones óptimas de fluoruro en las aguas de consumo oscilan entre 0.7 a 1.2 mg/litro).
Sardinas
Salmón
Bacalao
Mariscos
Pollo
Gelatinas
Lechuga
Espinacas
Patatas
Naranjas
Cebollas
Cereales integrales

4. ¿Qué ocurre si me falta flúor?

La principal consecuencia de un déficit de flúor es la presencia de caries dentales graves y fragilidad ósea.

5. ¿Qué ocurre si me paso con el flúor?

El fluoruro es una sustancia tóxica, cuyo abuso causa serios problemas físicos. Se puede dar casos de toxicidad aguda (cuando hay un consumo de fluoruro excesivo en una sola dosis, normalmente como consecuencia de accidentes) o toxicidad crónica (cuando el abuso de flúor es resultado de la acumulación, normalmente debido al consumo, durante años, de aguas con exceso de flúor).

En cuanto a los síntomas de la primera, son los propios de una intoxicación: vómitos, dolor abdominal, diarreas, convulsiones y espasmos musculares, que pueden progresar hacia problemas respiratorios u cardíacos e incluso el coma. Tengo que insistir que no es posible llegar a esa intoxicación a través de los alimentos (para que te hagas una idea, tendrías que tomarte unos 25 kg de bacalao de golpe).

En cuanto a la segunda, causa problemas en los huesos, que crecen anormalmente y que pueden llevar a la inmovilidad. También provoca problemas renales y la desregulación del sistema endocrino.

Es por esto que no se recomienda tomar suplementos de flúor sin indicación médica.

Dejar un comentario